lunes, 12 de enero de 2015

El Bosco: Mesa de los siete pecados capitales



El Bosco.

Mesa de los siete pecados capitales.
Museo del Prado, Madrid

Además de tablas y retablos, El Bosco pintó algunas tablas pensadas para ser usadas como tablero de mesa. Una de ellas la de los pecados capitales fue adquirida por el rey Felipe II y usada en el palacio del Escorial. Actualmente puede verse en el Museo del Prado de Madrid. Aunque se consideraba hasta hace poco una obra de juventud del Bosco, de estilo gótico, pintada probablemente hacia 1485, recientemente algunos especialistas sitúan su realización en el período 1500-1525.

La mesa representa los siete pecados capitales. Está dividida en sectores radiales, representando cada uno de los pecados, con una leyenda aclaratoria en cada uno. En su centro, está Cristo, representado como Varón de Dolores, mostrando sus llagas. Está rodeado por la leyenda "Cave, Cave, dominus videt" (Cuidado cuidado, Dios lo ve). En las esquinas cuatro círculos en los que se representa la muerte del pecador, el juicio final, el infierno y la gloria.

En el sector dedicado a la gula se ve a la derecha un personaje de pie, bebiendo vino directamente de una jarra. Bebe de forma tan afanosa que el vino se derrama por su cara y cuello. Uno de sus tobillos está vendado y bajo la venda podemos entrever una úlcera de pierna, que el pintor probablemente relaciona con los excesos del bebedor.




    Visión de conjunto de la mesa de los siete pecados capitales
Publicar un comentario