lunes, 12 de enero de 2015

Grünewald: Tentaciones de San Antonio





Matthias Grünewald (Wurzburg 1480 - Halle 1528 circa) 
Tentaciones de San Antonio (Retablo de Isenheim) 
Pintura sobre tabla. Museo Unterlinden. Colmar (Francia)


Matthias Grünewald (como se conoce habitualmente a Mathis Neithardt Gothardt), fue un pintor alemán del Renacimiento, que cultivó sobre todo la pintura religiosa. A pesar de que no nos dejó muchas obras destacó especialmente por la "violencia fantástica" con la que se expresaba.

La más famosa de ellas es el retablo de los antonianos de Isenheim. Los antonianos era una orden religiosa dedicada al cuidado de los enfermos del "fuego de San Antonio", que era como se conocía en la Edad Media al ergotismo, enfermedad producida por el cornezuelo del centeno (Claviceps purpurea) y que era muy frecuente en la época. En Isenheim, al lado de la iglesia de S. Antonio, donde se ubicaba este retablo, los antonianos disponían de un hospital para este tipo de enfermos.

El retablo es una obra monumental, constituída por un políptico pintado por ambas partes, con una predela en la parte inferior. Lo más destacable es sin duda la crucifixión, que presenta un Cristo convulso y agónico, en el que muchos han creído ver los terribles dolores que afectaban a algunos enfermos de ergotismo.


Otra de las escenas del políptico se dedica a las tentaciones de San Antonio. Representa al santo rodeado de figuras monstruosas, animales enormes que emergen como pesadillas de un paisaje fantástico. Posiblemente en esta escena Grünewald haya intentado interpretar las alucinaciones de los enfermos del "mal de S. Antonio". Pero lo que mäs llama la atención es la presencia de un personaje que se retuerce con espasmos dolorosos y con aparatosas lesiones cutáneas, víctima del ergotismo.
Publicar un comentario