domingo, 8 de febrero de 2015

Esculapio, el dios de Empúries.





                         Esculapio                         (s. II a.C.)

Estatua de Mármol del Pentélico y de Paros
esculpido con cincel (en dos piezas) 220 cm

Museu d'Empúries (Girona)




Una gran estatua de un dios fue hallada en Empúries en 1909. Su hallazgo constituyó un acontecimiento social y cultural sin precedentes en Catalunya e influyó considerablemente en el movimiento artístico y literario conocido como noucentisme, que - orgulloso de la huella histórica griega - proponía un nuevo Renacimiento y el regreso a ideales clásicos grecorromanos, basados en la educación y los valores cívicos. 


Ya en el momento de su descubrimiento, se propusieron dos teorías sobre la identidad del dios: mientras unos creían que podría corresponder a Serapis (Σάραπις), una divinidad sincrética alejandrina, otros se inclinaban por pensar que representaba a Asclepios (Ἀσκληπιός), dios griego de la Medicina. Pronto se impuso esta segunda opinión y la escultura fue conocida desde entonces como Esculapio (Forma romana de Asclepios y nombre por el que comúnmente se conoce desde entonces). 

Se trata de la mejor escultura griega en piedra del Mediterráneo occidental, y la única de grandes proporciones encontrada en la Península Ibérica. Sus dimensiones son ligeramente superiores al natural (2'20 m de altura). Fue trabajada en varias partes independientes con diversos materiales: La cabeza, tronco y brazos se esculpieron en mármol de la isla de Paros, y para la parte correspondiente al vestido se usó mármol del Pentélico (monte a 7 Km. de Atenas).

El dios aparece barbado, mostrando el torso desnudo. Una de sus manos está tendida hacia adelante, con la mano abierta, tal vez para sostener una pátera en actitud oferente. La otra parece asir un bastón, aunque la pérdida de algunos dedos dificultan su plena interpretación. El resto del cuerpo está cubierto por una túnica, de majestuosos pliegues, que recuerdan la influencia de las esculturas de Fidias. La pierna derecha semiflexionada, parece querer dar un paso al frente. Los pies están calzados por unas sandalias. 


Asclepios era el dios griego de la Medicina, hijo de Apolo y de la mortal Coronis. A este dios curador se le consagraron gran cantidad de santuarios  en todo el mundo griego. Uno de estos santuarios sería el de la ciudad griega de Empúries, yacimiento que fue la puerta de entrada de la cultura griega y romana a la península. 

Actualmente algunos arqueólogos (J. Ruiz de Arbulo, D. Vivó, Isabel Rodà, S.F. Schröder) han vuelto a plantear la duda de que la estatua fuera consagrada realmente a Asclepios. Algunos articulistas, como Sebastià Giralt han contribuido a difundir esta postura. La estatua presenta una hendidura en la zona parietal de la cabeza que permite suponer que servía para encajar otra pieza marmórea. En este caso podría ser un cesto, como el que llevaba otra divinidad helenística de la salud, Serapis, cuyo culto fue muy popular en todo el Mediterráneo. 


La serpiente hallada en Empúries, pronto se 
vinculó con Asclepio, dios de la Medicina

Aunque es muy difícil demostrar una u otra identidad, de lo que no cabe duda es que el dios de Empúries es una  divinidad salutífera y de que su templo estaba dedicado a los rituales de salud. 

Algunos fragmentos de otras esculturas hallados en el lugar corroboran esta hipótesis. Una serpiente enroscada, que en un principio se creyó que podría enroscarse alrededor del cayado desaparecido del dios (su mano presenta una posición compatible a sostener un bastón) lo que nos haría pensar en los atributos de Asclepio (el bastón y la serpiente). En todo caso, la serpiente estaba considerada en el mundo antiguo como una divinidad protectora y curativa.

Otros hallazgos del yacimiento: Los pies de una divinidad
femenina (Hygia? Isis?) y una pata de perro, tal vez Cerbero
(que solía acompañar a Serapis)

También se han encontrado unos pies femeninos con sandalias. Se ha apuntado que pudieran corresponder a Hygia, la diosa de la salud, asociada con  los rituales de Asclepios (aunque también podrían corresponder a Isis, asociada al culto de Serapis). También se hallado una cabeza, que se ha identificado con el dios Apolo (también divinidad curativa, y padre de Asclepio). 

Asimismo se ha encontrado una garra, que podría corresponder a la de un perro. En éste caso podría tratarse de Cerbero, que suele acompañar a las figuras de Serapis e Isis. Pero hay quien piensa que es la pata de un trono, que en este tiempo solían presentar las patas con forma de garra de león. 



Ruinas del templo de Esculapio, en Empúries, frente al Mediterráneo. 
En su proximidad fue hallada, en 1909 la escultura del dios.   



Ya sea Asclepio o Serapis, la estatua del dios de Empúries es la de una divinidad sanadora, médica, fiel testigo de las prácticas curativas en los siglos anteriores a nuestra era. 




Esculapio de Empúries: 







Publicar un comentario