Introducción



"Qué es lo más difícil de todo?
Lo que parece más fácil:
Ver con tus ojos lo que tienes delante"
                             (Wolfgang Goethe)


Muchas veces pienso en esta frase de Goethe, y muchas veces me repito que tiene razón: sólo se ve lo que se sabe. El conocimiento nos ilumina, nos hace ver detalles insospechados, nos señala aspectos tal vez ocultos. 

Por eso nace este blog. Para dar una nueva mirada a cosas que tal vez ya habíamos visto, a piezas de museo a las que nos habíamos acercado sólo a la luz del arte, o de la historia. Y a las que podemos añadir otra visión. La visión del dermatólogo, del médico, que sin renunciar a una mirada humanística, la enriquece con aspectos clínicos, terapéuticos, higiénicos o cosméticos que tal vez podrían ser postergados o negligidos. O acaso destaca aspectos sobre la importancia del simbolismo del cabello, o llama la atención sobre la existencia de museos médicos o científicos  - menos conocidos por la mayoría, pero no por eso menos importantes - que también contribuyeron a crear esa cadena de acontecimientos a la que hemos llamado Historia. 

Y llegados a este punto nos es lícito preguntarnos si fue más determinante para la Humanidad la eclosión del Romanticismo o la brusca irrupción de la sífilis en Europa? O fueron más impactante en el s. XX los movimientos existencialistas o  la aparición del sida? 

Las enfermedades, la Medicina, modulan ciertamente, la Historia. Y probablemente, también al revés. Por eso, de la conciencia de esta interacción, y de la convicción de que el conocimiento es único, y que la división entre Ciencias y Letras es nada más que una convención académica, aparece este blog, al que estáis todos invitados a participar, y en el que vuestros comentarios serán bienvenidos. 





Publicar un comentario